En Canarias, es de aplicación el sistema tributario español, aunque su “estatus especial” en la Unión Europea, le permite disponer de una tributación directa e indirecta reducida, así como de diversos incentivos fiscales y ayudas financieras a la inversión empresarial.
islas-canarias

Tributación reducida:

Zona Franca Canaria

Enclave aduanero libre, donde se puede, por tiempo ilimitado, almacenar, transformar y distribuir mercancías sin aplicación de aranceles, gravámenes ni impuestos indirectos.

Impuestos Especiales

Los tipos impositivos que gravan el consumo de combustibles, las bebidas alcohólicas y determinados tipos de transporte, son sensiblemente inferiores a los existentes en el resto de la Unión Europea.

Impuesto General Indirecto Canario

Impuesto similar al IVA pero específico de las Islas Canarias y con tipos más reducidos que aquél. El tipo general es el 7%.

Bonificación por producción de bienes corporales

Incentivo que permite reducir el 50% del beneficio atribuido a actividades productivas e industriales.

Zona Especial Canaria (ZEC)

Zona de baja tributación en el Impuesto sobre Sociedades (4%) que incentiva el establecimiento de nuevas empresas condicionado a un mínimo de inversión y de creación de empleo.

Incentivos fiscales a la Inversión:

Mayores deducciones

En relación al régimen general español, por las inversiones en actividades como I+D+i, formación profesional, exportación y Tecnologías de Información

Deducción por inversiones en Activos Fijos

Incentivo que posibilita una deducción impositiva del 25% de la cuota por la realización de inversiones en activos fijos.

Reserva para Inversiones en Canarias (RIC)

Incentivo que disminuye el gravamen impositivo hasta el 90% del beneficio empresarial si se destina a determinadas inversiones vinculadas al crecimiento de la actividad.